LAS GATAS CALLEJERAS se esconden bajo contenedores / intentan no encontrar excusas / para arañar tu palmito de hombre / hombre cazador / (Ada Menéndez)

18 de enero de 2011

Silencio, por favor.

Las palabras son caprichosas y no siempre te hablan cuando las necesitas, sino cuando más estorban. Por ejemplo, es posible que haya una conversación pendiente en tu vida y justo te lleguen resquicios de su mensaje cuando menos preparada estás para recibirlo. Por eso a mí me gusta coger al toro por los cuernos y escuchar las "cuatro cositas" en el momento oportuno y no otro. Por el contrario, hay quien prefiere no hablar o sólo hacerlo a través de terceras personas, plataformas impersonales como facebook o blogs, cartas a destiempo, etc.

No me cuentes hoy lo que te pedí oír en su día. Ya es tarde. Y molestas.

Estoy recién llegada a Zaragoza. He adelantado mi aterrizaje por cuestiones de trabajo. Mañana mismo comienzo un curso para ser contratada a finales de mes. Este 2011 es un año, aparentemente, igual de caprichoso que las "palabras tardías". Todo está comenzando en total armonía (trabajo, amigos/as, familia, proyectos,...) aunque falla con la falta del silencio en las palabras que ya no necesito escuchar.

No me digas hoy lo que debiste decirme en su día. No se te da bien. Y haces ruido.

Se ha cerrado un ciclo de mi vida para abrirse otro nuevo. El fin de los ciclos vitales se detecta rápidamente porque sus síntomas no son nada discretos: quien vino se ha ido, quienes te visitaban te olvidan, quien tuvo no retuvo, donde hubo ilusión hay apatía,...Y una vocecilla de gata callejera te dice en tu interior que ya es hora de hacer la maleta y buscar otro contenedor donde alimentarse: Zaragoza Asturias Zaragoza Asturias Zaragoza Asturias Fin del Mundo Zaragoza Asturias Zaragoza Asturias...venga, dále, nos vamos a Zaragoza. Y aquí estoy ya. Lista y preparada para comenzar de nuevo. Como siempre.

No me cuentes hoy lo que no te atreviste a contarme en su día. Eres cobarde. Y los cobardes no hablan. Conspiran en silencio.

El silencio que HOY SÍ necesito.

13 de enero de 2011

Ana Vega y Ada Menéndez, según Rubén Rodríguez.

Entrada escrita por el autor asturiano Rubén Rodríguez. Para leer la entrada desde el propio blog del autor, pinchad AQUÍ.
_________________________________________

Ana Vega y Ada Menéndez: Carrera de obstáculos constantes. Presentación de sus nuevos libros en la Librería Cervantes.

Ante la casi nula respuesta editorial asturiana ante la nueva hornada de jóvenes escritores en Asturias. Al escritor asturiano le han quedado tres salidas: La búsqueda y captura de premios literarios que puedan proyectarlo a nivel nacional (casos existen, el último y más reciente: Jon Bilbao, pero otros están en las mentes de todos), pero de todos es sabido que el 80% (por no decir más) están absolutamente amañados y compadreados por grupos de amigos, editores y grupos de presión literarios. Segunda opción: la autoedición tanto en papel como electrónica que han tenido hasta ahora un éxito relativo, pero con el tiempo puede ser una manera eficaz para dar a conocer nuestros primeros textos o seguir publicando de manera constante. Y la tercera: la búsqueda de editoriales independientes, que apuesten por la gente joven, y no amiguete de turno, y que puedan sacar de una vez por todos el producto literario notable que tenemos más allá de nuestras fronteras. Ediciones Amargord es una editorial independiente afincada en Madrid que busca esto, y que ha conseguido fichar en su catálogo para esta nueva temporada (2011) a dos de las escritoras más activas en esto de la escena independiente asturiana. Me refiero a: Ana Vega y Ada Menéndez. Con su perseverancia están demostrando que otra "República de la Letras" es posible. El próximo jueves (20 de enero) a las 19:30 horas tenemos una cita ineludible en la Librería Cervantes y su foro abierto. En representación de la editorial: Rebeca Álvarez estará en Asturias para presentar dos libros de dos autoras con cierto bagaje. "Breve testimonio de una mirada" de Ana Vega representa un libro bajo una poética entroncada en la llamada poesía del silencio, poemas algunos de inicio de su trayectoria y otros más maduros pero que conforman un poemario nada despreciable y que nos darán claves de interpretación de su recorrido poético. "La mujer Anochecía" de Ada Menéndez representa un libro lleno de poemas directos y descarnados, siguiendo la estética del realismo sucio con influencia clara de autores como: Roger Wolfe o Pablo García Casado entre otros. Dos propuestas estéticas diferentes, de dos autoras que son ya una realidad en el panorama literario asturiano a pesar de algunos y para alegría de muchos. Pues algunos todavía a estas alturas de siglo XXI no se han enterado que todas las propuestas literarias caben y que además, a pesar de editoriales, críticos miopes, compañeros envidiosos, periodistas paniguados y nada objetivos: Asturias sigue latiendo con fuerza en el ámbito poético, en parte, gracias a autoras como: Ana Vega y Ada Menéndez, pues sin la cantera literaria "la República de la Letras" no es nada.

Toc toc: llamando a la Tierra el 4 de febrero

11 de enero de 2011

Sorteo de un ejemplar de "La mujer anochecía"

Tal y como hice el año pasado con mi anterior libro, este año se repite el sorteo de un ejemplar de mi último poemario publicado ("La mujer anochecía", Amargord Ediciones).

Para participar en el sorteo sólo hay que publicar un verso (de autoría propia o no) en el muro de mi página de facebook ("Ada Menéndez Poeta", no en la personal). El sorteo se cierra el día 15 de febrero a las 00.00 h. y de entre todos los versos publicados se extraerá uno al azar y al autor o autora se le regalará un ejemplar de mi último libro (me pondré en contacto con la persona para enviarle el ejemplar por correo ordinario).

¡¡Participad!!

10 de enero de 2011

9 de enero de 2011

Si los besos son gratis...


Kalve, de vez en cuando, me envía "dibujikos" (como él los llama) y algunos son realmente interesantes tanto por sus mensajes como por su creatividad ilustrativa. Cuelgo aquí un ejemplo.

Quizás una cerilla podría arderlo todo

Quizás una cerilla podría arderlo todo
dejarme sin hogar o sin familia
convertir mi existencia en las cenizas
de los recuerdos de otras personas
y ellos nunca fueron como yo
que me vivieron como ácaros
sobre una cama

Quizás una simple chispa
lo mande todo al carajo
no sería complejo desaparecer tras la nube
de una mente desmemoriada
pero desconozco quién será el pirómano
pues nunca disfruté
con el olor a pelo quemado

Quizás no sea necesaria una muerte lenta
y por eso siempre la busco
entre las llamas de una chica
que no sabe apagarse

Ada Menéndez. Inédito.

6 de enero de 2011

Para todas todo

Desde hace muchos años yo no tengo Reyes Magos, sino Reinas Magas. Tengo dos, dos que valen por un millón de Reyes y Reinas. Y son las más magas de todas/os porque convierten la tristeza en ilusión al mañana. Este año, al igual que los anteriores, me han traído regalos envueltos en abrazos, mimos, besos, cuidados, atenciones y amor incondicional (insisto, in-con-di-cio-nal). Ah, y también me han traído una estupenda "Agenda de las Mujeres", editada por Horas y Horas y en cuyo interior se encuentran docenas de historias sobre mujeres especiales (anónimas y no anónimas) e ilustraciones bajo lemas como "lo más oscuro de la noche es antes del amanecer" o "para todas todo".

Yo soy mujer, mis Reinas Magas son mujeres, y mi agenda es de y para las mujeres.


The pink room_Badalamenti

The Pink Room from David Lynch MC on Vimeo.

3 de enero de 2011

Dulce navidad

Estoy entrando de lleno en una etapa de cambios radicales y nuevas experiencias, lo cual me tiene totalmente ilusionada y motivada para tirar hacia adelante. Hoy, una vez terminado el 2010, me doy cuenta de que este último año ha sido la triste repetición de un ciclo en mi vida, como si hubiera caído en un bucle maldito. He vuelto a repetir consecutivamente una navidad bajo el mismo estado de ánimo que la anterior. Con la misma sensación de desilusión y decepción, de haberlo dado todo y recibir bastante menos. Recuerdo haber despedido al 2009 lanzando el deseo de no tener una navidad así nunca más. Pero la mala suerte ha querido que esta navidad haya sido prácticamente exacta a la anterior. Así que he vuelto a lanzar el mismo deseo al aire: no repetir una navidad así nunca más.

¿Cómo será la del 2011? ¿Se cumplirá, por fin, mi deseo?

Estoy segura de que sí. Sobre todo porque esta vez, a diferencia del pasado año, estoy moviéndome para que eso sea así. Comienzo el año nuevo en una nueva ciudad, con nuevos proyectos personales y profesionales, rodeada de buena y estupenda gente, cerca de mi familia (cuánto se echa de menos a la familia cuando están lejos). Esta vez será diferente porque yo me encargaré de que así sea.

Echaré muchísimo de menos a algunos/as buenos amigos/as que dejo en Madrid, pero mantendremos el contacto y en Zaragoza tendrán siempre una casa y una amiga para lo que necesiten.

Y la navidad del 2011 prometo pasarla feliz, muy feliz, comiendo turrón y esa riquísima tarta gijonesa que mi familia siempre trae en nochebuena. Prometo tener una navidad que cumpla todas mis expectativas.

Sí, lo prometo. Me lo prometo. Y la Maldición de la Triste Navidad se romperá.

Prostíbulo poético en Barcelona