LAS GATAS CALLEJERAS se esconden bajo contenedores / intentan no encontrar excusas / para arañar tu palmito de hombre / hombre cazador / (Ada Menéndez)

31 de marzo de 2011

En Vilapoética, 9 de abril.


El sábado 9 de abril, a las 18.30h., estaré junto a Rebeca Álvarez Casal, presentando la colección Candela de Ediciones Amargord. ¡¡Os esperamos!!

23 de marzo de 2011

Mujeres 10: plataformas de mujeres creadoras

Nacen dos nuevas plataformas por y para mujeres creadoras de toda índole artística. Se os invita a que participéis activamente o como deseéis. Tan sólo tenéis que contactar con ambas plataformas y automáticamente se os indicará cómo participar en ellas. Estas plataformas no sólo sirven para mostrar nuestro trabajo (una a nivel nacional y la otra a nivel internacional) sino también para tejer redes sociales entre nosotras y protegernos, cuidarnos, asesorarnos, etc. 

Si no estoy equivocada, la iniciativa parte de la autora asturiana Ana Vega y bajo el apoyo de la Plataforma de Mujeres Artistas (fundada por Cristina del Valle). 

Los enlaces son:


¡¡Enhorabuena por esta iniciativa, chicas!!

17 de marzo de 2011

No era un poema de Ada Menéndez

Hace poco leí en una red social un comentario realizado por cierta persona, quien preguntaba irónicamente si un verso (escrito por otra persona) era un poema de Ada Menéndez. Y todo porque aquel verso en cuestión contenía el verbo "follar". Reconozco que me incomodó bastante aquel comentario porque considero que mi poesía es mucho más amplia y no se ciñe únicamente al concepto de la denominada poesía de no ficción, ni tampoco pienso que siempre utilice un mismo tono poético en el que ser ya etiquetada. Sólo hay que echar un vistazo a cualquiera de mis cuatro libros para darse cuenta de ello. El primero ("El desvestir del pulgar") es poesía surrealista y totalmente pulcra en cuanto a su lenguaje. El segundo libro ("Abierta de piernas") fue mi coqueteo con la poesía de no ficción y, ese sí, jugó descaradamente con el lenguaje coloquial y más callejero. El tercero ("Te lo verso a la cara") se acerca al segundo pero sin llegar a ser tan explícito. Y el cuarto ("La mujer anochecía") considero que es el más diferente a todos puesto que experimento de lleno con otras formas de construir los versos. Es decir, que sí he sido una poeta que "folla" con los versos (y aún a veces lo sigo haciendo porque forma parte de mi naturaleza), pero eso no significa que siempre lo haga -menos aún sólo porque sí- y creo, humildemente, que mi poesía es mucho más que eso.

Quizás, y sólo digo quizás, debería leer un poco más mi poesía la persona que preguntó si aquel verso era de Ada Menéndez porque está claro que conocerme, lo que se dice conocerme poéticamente, no me conoce mucho. Que realizar juicios es realmente sencillo, pero no tanto ser justo.
_____________________________________________________

EL BURDEL
(publicado en "Abierta de piernas", Ediciones Bohodón, 2009)

Yo hago con la poesía
lo que me apetece

Puedo tenerla educada
o maldecir

Apasionar
o rebanarme el cuello

Retorcer imágenes
o blanco y en botella

Ser madame
o su puta

16 de marzo de 2011

Mujeres 10: Mar Benegas

La autora Mar Benegas ha sido mencionada de forma especial por el colectivo Addison de Witt, con motivo de su último premio al mejor libro de poesía publicado en el 2010. ¡Y yo me alegro muchísimo! ¡Mi enhorabuena a Mar! Aquí os dejo con un poema de su libro "Niña pluma, niña nadie", publicado en la colección Candela de Ediciones Amargord.






A VECES LOS NIÑOS
(Por Mar Benegas)

a veces los niños
hacemos el amor
sobre una barra de pan

por debajo de la espalda
se extiende un campo
aunque no haya suelo
y sólo una hogaza nos sostenga

amasar sin ropa
las pieles que tiemblan
dedos, ojos y boca
se mezclan con las migas

levadura y agua tibia
fermentan despacio
en un rito alquímico de masticar
aquello recién horneado

es la metamorfosis del trigo
la que deja las manos manchadas:
harina y media medida de miedo

nos cogemos, nos sujetamos
el uno al otro
porque tememos caernos
por cualquiera de los bordes

13 de marzo de 2011

He vuelto y es para quedarme

Por fin retomo mi vida social internauta tras muchos cambios radicales en mi vida. Sabéis que desde mediados de enero he trasladado mi residencia a Zaragoza. He tenido mis momentos altos y bajos porque fueron muchos años viviendo y empapándome de Madrid y toda su locura. Se echan de menos los eventos poéticos casi diarios y, sobre todo, a la gente que tanto me quiere y apoya por ahí. Tengo grandes amigos/as, desde luego que sí (menciones especiales por todo su cariño a Valentina, Danilac, Batania, Gio, Eva, Néstor, las Cristis, Paz...). Pero en Zaragoza también se está muy bien, la verdad. Por aquí se cuece un movimiento literario también muy underground y activo. Tanto que ya tengo algunas fechas cerradas para recitales y demás. Os dejo aquí algunas por si podéis seguirme la pista:

Sábado 2 de abril, en Graus, invitada por el poeta Carlos González.
Viernes 8 y sábado 9 de abril, en Viladecans.
Viernes 6 de mayo, en el Divino Amore, Zaragoza.
Sábado 7 de mayo, en el Libertad 8, Madrid.

Por lo demás, todo fenomenal. Adaptándome a tanto cambio, a conocer gente nueva y estupenda (aquí mención especial a Fran Picón, Marta, Jorge, Laura, Donoso...). Pero esta entrada quiero dedicarla prácticamente a agradecer públicamente a mi hermano Jorge y mi cuñada Susana todo lo que han hecho, y siguen haciendo, por mí (y a mi madre, desde luego, que la pobre desde Gijón no ha cesado de apoyarme y ayudarme tanto económicamente como personal). 

Como mis padres fueron unos jóvenes descerebrados, mi hermano y yo por desgracia estuvimos separados durante muchos años (prácticamente toda nuestra adolescencia), así que cuando nos reencontramos éramos como casi dos desconocidos, pero siempre mantuvimos una relación excelente y muy especial. Desde mediados de enero hasta este viernes estuvimos conviviendo en su casa de Zaragoza (ahora, por fin, tengo ya mi propio apartamento) y he aprendido mucho de él y sobre él. Le quiero a rabiar y tiene el corazón más grande que he sentido en mi vida. Jorge, GRACIAS POR TODO. Y a Susana, mi cuñada, también. Si no es por ellos dos yo no tendría ahora mismo esta sonrisa que tengo en mi cara. Ni tampoco me hubiera repuesto tan rápido de tanto dolor recibido en los últimos meses de mi vida (pero eso ya está borrado, gracias a Zeus).

Aquí os dejo con unas de las pocos fotos que tengo de pequeña y además junto a mi hermano (es lo que tiene haberse criado en una familia de desarraigados, que las fotos no existen, ni casi los recuerdos).

HE VUELTO Y ES PARA QUEDARME.